Registro de marca internacional

¿Qué es una marca internacional?

En el plano nacional o regional, una marca se puede proteger registrándola, es decir, presentando una solicitud de registro en la oficina nacional o regional de marcas y abonando las tasas correspondientes.
En el plano internacional, existen dos opciones: presentar una solicitud de marca en la oficina de marcas de cada uno de los países en que se quiera obtener protección (tanto procedimientos como países en los que se quiera proteger la marca) o utilizar el sistema de Madrid.
El Sistema de Madrid (gestionado por la OMPI (Organización Internacional de la Propiedad Intelectual) es una solución centralizada para que los titulares de marcas puedan obtener y conservar la protección de sus marcas en múltiples mercados/países. Consiste en un procedimiento centralizado de presentación y gestión, a través del cual se puede presentar una solicitud internacional en un idioma (inglés, francés o español) y pagar una única tasa para obtener un registro internacional con efectos en múltiples territorios. Se presenta una única solicitud internacional en vez de presentar varias solicitudes nacionales, con lo que se ahorra tiempo y dinero. Además, se puede utilizar para ampliar la protección de una marca a nuevos mercados. También permite gestionar y conservar una cartera de marcas a través de un sistema centralizado.
El Sistema de Madrid permite proteger una marca simultáneamente en los 114 territorios de sus 98 miembros (incluyendo la Unión Europea (UE) y la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI), la mayoría de los países desarrollados y muchos países en desarrollo). En conjunto representan más del 80% del comercio mundial.